Segunda sesión del ciclo Medicina y Sociedad de la Real Academia de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras con la conferencia «Colesterol, relevancia clínica e importancia del tratamiento» que ofreció en la tarde del martes 22 de noviembre a las 19:30 horas el doctor Alipio Mangas Rojas, catedrático de medicina y director del departamento de medicina de la Universidad de Cádiz.

El ponente puso su riquísima experiencia y conocimiento al servicio de un salón de sesiones que se impregnó de los detalles de esta problemática y algunas de las claves para evitarla. Hay que tener presente que la enfermedad cardiovascular, de la cual su forma aterosclerótica (caracterizada por la presencia de placa de ateroma en las arterias de diferentes territorios de nuestro organismo), es el componente principal, se erige como una causa muy importante de morbilidad y mortalidad, destacando un elevado grado de discapacidad y gasto sanitario, y responsable de más de 4 millones de muertes en Europa cada año.  

La aterosclerosis, es un proceso progresivo y sistémico, de causa multifactorial, y es por ello que su prevención exige un abordaje global que contemple los distintos factores de riesgo con los que se asocia, que inexorablemente conducirán a un aceleramiento en la aparición de sus complicaciones, las enfermedades cardiovasculares ateroscleróticas. Durante las últimas décadas, se han identificado los principales factores de riesgo de esta enfermedad. De forma que, en los últimos años, se va reduciendo la prevalencia del tabaquismo, en ciertos subgrupos de población, que en gran parte se explica por las restricciones de consumo legisladas en los últimos años. Se ha conseguido un avance espectacular en el diagnóstico y tratamiento farmacológico de la hipertensión arterial, hipercolesterolemia y diabetes mellitus, que se traduce en un mayor grado de control de estos factores de riesgo vascular, si bien aún lejos de los niveles óptimos. Por el contrario, en otras áreas de la prevención de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, se detecta un aumento de la prevalencia del síndrome metabólico, obesidad y de diabetes mellitus, en edades más tempranas.

Hay que resaltar que, entre todos los factores de riesgo vascular conocidos, las anormalidades de los lípidos, se erigen como determinantes, considerándose en la actualidad al colesterol que transporta las lipoproteínas de baja densidad (LDLc) – popularizado como colesterol malo -, un factor causal de la enfermedad vascular aterosclerótica.  

Todos los estudios realizados en pacientes que aún no han presentado enfermedad cardiovascular aterosclerótica (prevención primaria), como en aquellos que ya la padecen (prevención secundaria), con tratamiento hipolipemiante general, y estatinas en particular, han demostrado una disminución de eventos cardiovasculares proporcional a la reducción de las cifras de LDLc. Destacando que, en algunos de ellos, dirigidos a la valoración de la placa de ateroma ya existente, se ha podido demostrar una regresión de la misma. 

Sin embargo, a pesar de la eficacia del tratamiento hipolipemiante disponible en la actualidad, que permite conseguir reducciones del LDLc, inimaginables hace no muchos años, un porcentaje muy significativo de nuestros pacientes, no alcanzan los objetivos de LDL colesterol recomendados por las Guias de práctica clínica, especialmente aquellos con un riesgo vascular muy elevado. Ello, muy posiblemente puede estar relacionado con la presencia de pacientes con una cumplimentación terapéutica baja, a lo que también debemos añadir colectivos médicos con una elevada inercia terapéutica.

En conclusión, el objetivo de reducir la prevalencia enfermedad cardiovascular aterosclerótica, es prioritario, y en este escenario, la reducción del LDLc, como factor causal que es, esencial. Cuanto más bajo de forma mantenida y cuanto antes Mejor.

La sesión se celebró una jornada más en la sede social de la Real Academia de San Dionisio y Juan Carlos Durán Alonso, coordinador del ciclo, fue el encargado de realizar la presentación de un acto que estuvo presidido por Juan Salido Freyre.