La música volvió a tomar el protagonismo en la Real Academia de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras, y lo ha hecho en la tarde del martes 10 de marzo con motivo de la solemne sesión de reconocimiento y entrega de los correspondientes títulos a los benefactores del curso académico 2019-2020: Bodegas Williams & Humbert, Caixabank, Tevasa y Fundación Cajasol.

En la sesión intervino la soprano Dª Inmaculada Almeda con un extenso programa de Antología de Zarzuela, acompañada al piano por el Académico de Número de la Corporación Ilmo. Sr. Don Ángel Hortas Rodríguez-Pascual, quien asimismo realizó la presentación del acto.

Dª Inmaculada Almeda es Diplomada en la especialidad de Piano, Licenciada en la especialidad de Solfeo y Teoría de la Música, obteniendo la Licenciatura de Canto con la calificación de Matrícula de Honor y Premio Fin de Carrera en el Conservatorio Superior de Córdoba.

Ha participado en recitales líricos en diversos auditorios y teatros nacionales de la geografía española.

Entre sus más recientes actuaciones se encuentran Stabat Mater, de Rossini en Valladolid; Carmina Burana, de Carl Off en el Gran Teatro de Córdoba; El rapto en el Serralto, de Mozart en el Gran Teatro de Córdoba; y La flauta mágica, en el Auditorio de Murcia.

El programa que disfrutaron los asistentes fue el conformado por las siguientes composiciones: Tango de la Menegilda (Gran Vía) | F. Chueca y J. Valverde (1886); Una rosa en su tallo (Don Manolito) | P. Sorozábal (1943); Canción de Paloma (El barberillo de Lavapiés) | F. A. Barbieri (1874); Sierras de Granada (La tempranica) |  G. Giménez (1900); La primorosa (El barbero de Sevilla) | G. Giménez y M. Nieto (1901); Un tiempo fue que en dulce cama (Jugar con fuego) | F. A. Barbieri (1851);  Las carceleras (Las hijas del Zebedeo) | R. Chapí (1889); y En este Burdeos (Chateau Margaux) | M. Fernández Caballero (1887).