La Real Academia de San Dionisio volvió a abrir sus puertas este martes, 22 de octubre, tras la apertura del Curso llevada a cabo la semana pasada, con la conferencia impartida por el pintor y Catedrático de Arte Plástico y Diseño Bernardo Collado López.

La conferencia lleva por título «¿Qué hace alguien como yo en un sitio como éste? Algunas pautas para entender y disfrutar de la pintura».
El germen de dicha conferencia se encuentra en las reiteradas observaciones del ponente en múltiples museos -sobre todo nacionales- sobre el comportamiento de un notable número de personas y grupos ante las obras de arte expuestas. Era norma común la indiferencia, el despiste y el aburrimiento de que hacían gala estas personas, hasta el punto de que cabría preguntarse por las razones por las que les habría llevado hasta allí, cuando era evidente que en aquellos lugares no había nada que les interesase.

El ponente llega a la conclusión de que el aburrimiento manifiesto que los invadía tenía su origen principal en una sola causa: el absoluto desconocimiento de la pintura en particular y de la museística en general.
A partir de esa conclusión parecería interesante divulgar una serie de sencillas pautas para que el público tuviese las herramientas mínimas necesarias para analizar, comprender y disfrutar de la pintura.

El conferenciante fue brillantemente presentado por el Ilmo. Sr. Don Juan María Vaca Sánchez del Álamo, Académico de Número y Secretario General de la Academia, quien destacó que los primeros estudios del profesor jerezano fueron en el Colegio de los Marianistas, en Jerez de la Frontera, primero en la calle de la Porvera y posteriormente en lo que entonces se llamaban los Campos de Santa Fé.

Cursó en Huelva la carrera de Ingeniero Técnico de Minas, dirigiendo varias de éstas en Andalucía, Extremadura y Salamanca. Siempre, como el mismo conferenciante suele decir, con una clara falta de vocación y con un gran sentimiento de interinidad.

En el año 1973 decide abandonar su profesión y dedicarse por completo a  su vocación artística comenzando como reportero gráfico de un diario local. A partir de ese momento establece un estudio de fotografía técnica publicitaria y artística, trabajando muy intensamente como fotógrafo publicitario para muchas grandes empresas y bodegas así como realizando fotografía aérea de seguimiento.

Promueve y funda la Asociación Provincial de Fotógrafos Profesionales de Cádiz, de la cual es elegido presidente, ostentando posteriormente la vicepresidencia de la Federación Nacional de Fotógrafos Profesionales.

En el año 1976 ingresa como Profesor Interino de Dibujo Lineal en la Escuela de Artes y Oficios de Jerez, comenzando a colaborar en múltiples programas de divulgación fotográfica y artística en radio y televisión, fundando con un grupo de personas amantes del cine el Cine Club Popular de Jerez.

En octubre de 1982 obtiene en Madrid, por oposición, la Cátedra de Artes Plásticas y Diseño de la Escuela de Arte de Jerez, ostentando en dicha Escuela los cargos de secretario, jefe de estudios y finalmente en 1992 es elegido, por primera vez, director de la mencionada Escuela, siendo reelegido, por unanimidad, nuevamente para dicho cargo en los años 1996  y 2000.

En el año 1984 crea la primera empresa de video profesional industrial de la provincia de Cádiz y una de las primeras de Andalucía.

Se jubila como director del centro en el año 2003, iniciando seguidamente una fructífera labor, primero en Facinas y posteriormente en Tarifa, poblaciones en las que crea sendos Talleres Municipales de Artes  Plásticas, talleres muy próximos, en su estilo, a los talleres del Renacimiento.

Es en esta época donde se dedica a la pintura con varias exposiciones de gran éxito en Tarifa, Jerez de la Frontera y Algeciras.

Tras la detallada intervención del el Ilmo. Sr. Don Juan María Vaca Sánchez del Álamo, llegaba el turno para el protagonista del día, cuya exposición tuvo un planteamiento sencillo: en primer lugar se expusieron los principales parámetros que conforman una obra pictórica, con gran cantidad de material gráfico de apoyo y ejemplos en cada caso. En segundo lugar, comentó, aplicando lo expuesto, algunas grandes obras de la pintura mundial.

El objetivo es que la próxima vez que los asistentes se enfrenten a una pintura, tengan los mínimos recursos analíticos -estéticos y técnicos- que les permita entender y valorar las obras pictóricas objeto de su atención.