La Real Academia de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras inició el Curso 2019-2020 con una solemne Sesión en la que fue presentado el libro de la Historia de la Corporación, escrito por el Académico Numerario don Andrés Luís Cañadas Machado, Secretario General de Honor de la institución y periodista, tras una exhaustiva investigación llevada a cabo por él mismo, tanto en el archivo académico como en el Archivo Municipal de Jerez, Histórico Provincial en Cádiz, Biblioteca Central jerezana así como en otras fuentes en las que se cita la actividad desarrollada por la entidad académica entre los años 1945 a 2018.

La sesión de Apertura, tras la lectura de la Memoria del Curso anterior por parte del Secretario General de la Corporación, don Juan María Vaca Sánchez del Álamo, continuó con la intervención del autor del libro, señor Cañadas Machado, que llevó a cabo una pormenorizada explicación de su contenido así como de las fuentes en que se basa dicho relato y culminó con la intervención del Presidente de la Academia, don Joaquín Ortiz Tardío, que tras glosar la obra presentada declarará, en nombre del Rey, inaugurado oficialmente el Curso 2019-2020.

La publicación, que recoge la historia de los primeros setenta años de existencia de la Real Academia de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras, 1948-2018, incluye un apéndice fotográfico con veintisiete imágenes, de distintas épocas, personas y actividades de la Corporación, un extenso índice onomástico, con más de mil cuatrocientas referencias, la Galería de retratos de los cinco Académicos Numerarios que, desde 1948 a la fecha, han presidido la institución, un prólogo del señor Ortiz Tardío y en sus cuatrocientas sesenta páginas, divididas en seis capítulos, el devenir histórico de la primera entidad cultural de Jerez, miembro del Instituto de Academias de Andalucía y miembro Asociado del Instituto de España.

Previamente a la celebración de esta solemne Apertura de Curso, la Academia de San Dionisio acudió, como cada año, a la Misa de Espíritu Santo en la Iglesia patronal de San Dionisio, que tuvo lugar a las siete de la tarde.