La Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras se vestía de gala en la tarde del martes 26 de febrero para agradecer y distinguir a sus benefactores 2018-2019. El Excmo. Sr. Don Joaquín Ortiz Tardío, Presidente de la Real Corporación, agradecía la ayuda de estas entidades para que el calendario de actividades académicas sea una realidad.

Y es que el compromiso con la cultura de la Academia de San Dionisio se lleva a efectos gracias, entre otros aspectos, al patrocinio de Fundación Mapfre, Bodegsa Williams & Humbert, Caixabank, Tevasa y Fundación Cajasol.

El presidente de la Academia ponía de relieve este apoyo en unos días en los que «la cultura atraviesa un momento crítico debido a los efectos de la crisis. Esta situación abre al mismo tiempo oportunidad para nuevas opciones, como las que tratamos de impulsar con el mecenazgo, que permiten apoyar iniciativas al margen de los cauces oficiales. ¿Podemos prescindir de la cultura en estos momentos? ¿Podemos justificar la limitación de su peso y protagonismo? Creemos rotundamente que no, porque con la cultura, y desde la cultura, se puede impedir la consolidación de la barbarie que amenaza las sociedades avanzadas».

Posteriormente, el Ilmo. Sr. Don Juan María Vaca Sánchez del Álamo, Secretario General de la Academia, procedía a la certificación de acreditación del acuerdo de nombramiento de benefactores, y se les hacía entrega de sus respectivas distinciones.

Como colofón, la soprano Máriam Guerra, con el acompañamiento al piano del Ilmo. Sr. Don Ángel Hortas, Académico de Número, tomaban el protagonismo para regalar a la sala un memorable concierto.