Toma de posesión ayer tarde noche del prestigioso músico y violinista Enrique Orellana López como Académico de Número de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras. El nuevo académico, que fue contestado por el también Académico de Número Ángel Hortas Rodríguez-Pascual, dictó una ponencia ilustrada -en formato vídeo- sobre su dilatada y sobresaliente carrera dedicada al violín.

Enrique Orellana nació en Jerez en el seno de una familia de gran influencia musical. Empezó a estudiar música a la edad de ocho años, pero fue partir de los doce cuando se inicia con el violín bajo le dirección del profesor Martínez Carmén. En 1959 a los 16 años se traslada a Madrid para continuar sus estudios en el Real Conservatorio de Música, donde estudia con los catedráticos Luis Antón y Carlos Sedano, y en particular con Antonio Arias, en cuyas clases, según confesión propia, se sentía "como en su casa".

En 1964 termina la carrera de violín, obteniendo el 'Premio Sarasate' de fin de carrera, e inmediatamente, en apenas un año, ingresa por oposición en la recién creada Orquesta Sinfónica de RTVE. A partir de este momento realizará giras de conciertos por USA, México, Japón y por varios países de Europa. En efecto, en su discografía figuran más de cien obras. Trabajó bajo la dirección de importantes maestros como Igor Markevitch, Sergio Celibidaque, Rostropovich o Lorin Maazel.

Ha acompañado a solistas como Rostropovich, Ferras, Szeryng, Baremboin o Mutter, y a cantantes de la talla de Pavarotti, Kraus, Domingo, Caballé, Berganza o Lorengar. En concreto, en la temporada 94/95 de la Orquesta de RTVE actúa como solista junto a su compañero Luis Navidad en el concierto para dos violines de A. Vivaldi. También destacan sus actuaciones como Solista y Concertino en diversas Orquestas de Cámara de Madrid, así como su permanencia como primer violín en el Quinteto Parnasus y Arpista Ludovico.

Como miembro de la Orquesta RTVE, le concedieron en 1975 la Corbata de la Orden Isabel la Católica, y en 1995 la Corbata de Alfonso X el Sabio. Asimismo, en el año 2000 fue nombrado Socio de Honor de la jerezana Orden del Catavino de Oro.

Tras su jubilación en el año 2001 volvió a Jerez, donde ha desarrollado una intensa vida académica como miembro correspondiente de la Real Academia desde el 2012.

Anoche las personas asistentes pudieron deleitarse oyendo la grabación de las siguientes piezas que fueron interpretadas por nuestro flamante académico: Concierto para dos violines en re m. de A. Vivaldi; Preludio y Allegro de Kreisler; Danza de la Vida Breve de M. Falla; Jota (de las 7 canciones populares) de M. Falla; Preludio de la 1.ª Sonata para violín solo de J.S. Bach; Czardas de V. Monti; Nana (de las 7 canciones populares) de M. Falla; y el Ave María de Schubert.