La letrada jerezana y columnista de Diario de Jerez Carmen Oteo Barranco protagonizó la segunda sesión del ciclo 'Letras y Comunicación' de la Academia San Dionisio

La letrada jerezana y columnista de Diario de Jerez Carmen Oteo Barranco protagonizó la segunda sesión del ciclo 'Letras y Comunicación' de la Academia San Dionisio, con una contundente y versada ponencia titulada 'El articulismo, pilar de la prensa'. Fue presentada por la académica de número de esta Real Corporación Fátima Ruiz de Lassaletta. Oteo ofreció una conferencia en la que desarrolló la "supuesta crisis del periodismo, que es más bien una crisis del negocio de los periódicos", y habló del columnismo en España desde el siglo XIX a la actualidad, "ya que todos los escritores importantes de este país han escrito en periódicos".

Respecto al primer asunto, Oteo apuntó que aunque "se supone que hay una crisis, hay más periódicos que nunca, pero el problema es que los propios diarios cometieron un error de cálculo y empezaron a ofrecer los periódicos gratis por Internet pensando que el negocio se multiplicaba, que iban a obtener el beneficio de la venta, de la publicidad del papel y de la web". "Sin embargo, -añadió- cada vez se vende menos prensa y la gente se publicita cada vez más en sus propias páginas webs". La letrada aseguró que "abomino de la cultura del todo gratis porque las cosas tienen un precio", asimismo apuntó que el negocio periodístico "se tiene que renovar, buscar una financiación, algo que es bastante complicado, ya que si no se financia, no se paga a los periodistas y sin estos no hay periódicos. Los periodistas son el pilar junto a los columnistas". De los primeros dijo que tienen que dar "una información de calidad y para eso tienen que ser profesionales; y de los segundos, una opinión comprometida, y para eso tienen que estar remunerados".

¿Dónde está la solución a la situación actual de la prensa? "Hubo una especie de burbuja periodística en los años 90 y, por su cuenta y riesgo, los grandes periódicos nacionales se metieron en otras grandes aventuras que los endeudaron. Llegó la crisis y se vieron en manos de bancos, en vez de estar en manos de intelectuales y profesionales". "La prensa en digital -criticó- se debe depurar un poco, no puede ir una información de interés junto a algo que diga Belén Esteban. El papel es otra cosa. Creo que los periódicos digitales son muy interesantes, algo que un director de un diario de mediados del siglo pasado ni se imaginaba".

Asimismo, Oteo subrayó que la sociedad "está todavía con el cliché de que el diario es en papel, cuando hoy es mucho más de lo que era antes. Lo que no puede es dejar de ser lo que ha sido: la opinión con criterio y la información reposada. Eso se está perdiendo. Y, por supuesto, con independencia". La columnista hizo referencia a las redes sociales, de las que dijo que el 99,99% de sus informaciones "provienen de los propios periódicos, y no digamos de qué se nutren las tertulias televisivas y radiofónicas. Al final todo bebe de un mismo pozo y el agua cristalina ha estado siempre en los periódicos".

Carmen Oteo le auguró al papel "vida, y eso que desde el año 2000 ya decían que el periódico iba a morir, y no ha muerto. Sí es verdad que la cultura de levantarse temprano y empaparse de la prensa se está perdiendo. Los más jóvenes lo compramos el fin de semana y alternamos el papel con el digital, algo que está pasando también en la literatura. Creo que estamos viviendo el mismo miedo que cuando se dijo que la televisión acabaría con la radio. Y al final, coexistimos todos mientras haya calidad y financiación, pero sin pedir dinero a papá Estado, sino a través de un producto atractivo y rentable".

Respecto a los columnistas, Oteo dijo que los periódicos "son literatura y hacen literatura. Y ya desde el siglo XIX todos los escritores publicaron en prensa... Galdós, Azorín, Larra... Grandes novelistas, dramaturgos, poetas han escrito en periódicos y, de hecho, Unamuno se quejaba de que era más leído a través de la prensa que en los libros. Y sin hablar de la historia que se ha ido haciendo en los periódicos: el Modernismo, la guerra a través de Chaves Nogales, el 27, la Transición, la democracia... Y hoy, si no hubiera periódicos, no sé si nos enteraríamos de todas las vergüenzas que llevan hechas los políticos". Habló del nivel hoy de los columnistas, y dijo que le "vuelve loca" Manuel Jabois, "el Camba de nuestros días". "Y luego están los muchos malos imitadores de Arturo Pérez-Reverte y Arcadi Espada, que no me entusiasman pero que son muy citados". Y ensalzó para concluir la escritura de Enrique García-Máiquez, "un autor que ennoblece a quien lo lee por su elegancia espiritual y moral. A mí me hace mejor".
 

Fuente: A. Cala. Diario de Jerez.